Despedimos el verano, las temperaturas van bajando gradualmente y la lluvia hace acto de presencia. Llega el momento de hacer el “temido” cambio de armario, y para que esta tarea no te resulte pesada y puedas enfrentarte a tu armario invernal sin deprimirte, quiero compartir contigo unos consejos que harán que ames tu armario durante todo el largo y frío invierno.

Antes que nada debes dedicarte unos minutos a analizar tu relación con tu fondo de armario. es muy sencillo, sólo tienes que contestar a unas sencillas preguntas.

  • ¿Tienes dudas cada mañana frente a tu armario y nunca sabes que ponerte?
  • ¿Tu armario está abarrotado de ropa que compras sin sentido y algunas de las prendas tienen todavía la etiqueta puesta?.
  • ¿Te gusta la ropa que compras pero no sabes cómo combinarla entre ella?.
  • ¿Acabas poniéndote siempre lo mismo?

Puede que la respuesta a todas estas preguntas haya sido un rotundo SI. No te preocupes, es algo muy normal. Muchas veces solemos comprar sin sentido piezas que no encajan con nuestra personalidad, con nuestro estilo de vida o símplemente no sabemos cómo combinarlas con el resto de nuestras prendas. Por todo ello, hoy quiero ayudarte a dar un nuevo sentido a tu armario, con una serie de consejos que harán que aproveches al máximo toda tu ropa y complementos. Consiguiendo hacer el doble de combinaciones.

Lo primero que tenemos que hacer, antes de enfrentarnos al cambio de armario, es guardar toda la ropa de la estación anterior y una vez el armario está vacío el siguiente paso será planificar donde irá cada prenda, las que vamos a colgar, las que vamos a doblar, las que pondremos en cajones, donde guardaremos los zapatos y donde pondremos los complementos.

Está organización anterior nos va a ser muy útil en el momento de agilizar al máximo nuestra tarea. si sabes donde va cada cosa irás muy rápida en hacer tu cambio de armario y una vez acabado, te será muy fácil encontrar toda tu ropa cada mañana.

Prendas Superiores: 

  • Camisas, blusas, chaquetas y americanas siempre colgadas en la parte superior de tu armario, a la altura de nuestra vista.
  • Los vestidos, siempre colgados y recuerda que normalmente necesitaras un espacio más largo para ellos.
  • Jerseys y camisetas, bien doblados y colocados en estanterías. Recuerda no apilar mucha cantidad de ropa ya que pueda desorganizarse con mayor rapidez.

 

Prendas Inferiores: 

  • Las faldas cuélgalas en perchas con pinzas, quedarán mejor colocadas y las veras mucho mejor. Te recomiendo que las coloques en la parte inferior de tu armario.
  • Para los pantalones, utiliza perchas específicas para ellos y cuélgalos de uno en uno o en perchas donde puedas apilar varios y que te permiten verlos todos cómodamente.

 

Prendas Exteriores: 

  • Los abrigos, gabardinas, plumones, etc. lo mejor es que los coloques todos juntos en un mismo armario, y lo ideal sería un armario a parte donde los tuvieras cerca de la entrada de tu casa.

Complementos: 

  • Los zapatos son uno de las piezas a las que las mujeres solemos tener más cariño, y también una de las que solemos tener más cantidad. lo ideal sería que tuvieras a la vista aquellos pares que más utilizas, bien ordenados en estanterías o un mueble zapatero. Los que te pones menos, puedes ponerlos en cajas transparentes, o en cajas de cartón con una fotografía del par de zapatos que hay dentro, para que puedas identificarlos de manera rápida. Un consejo, desecha aquellos pares de zapatos que te hacen daño, no los vas a volver a utilizar y sólo ocupan espacio.

 

  • Los Bolsos, son otro de esos fetiches femeninos que nos encanta coleccionar. Si tienes muchos y muy diferentes, pueden dar vida a tu vestidor colocados en una estantería sólo para ellos. Si no tienes suficiente espacio, lo mejor será ordenarlos por tamaño y utilidad. Puedes colocarlos encima del armario, o debajo de las prendas, de manera que te queden bien a la vista y sean de fácil acceso.
  • Fulares, pañuelos, bufandas te recomiendo que los guardes en un cajón, puedes ordenarlos por colores y mejor enrollados ya que ocupan menos espacio y cogen la forma perfecta para ponértelos. Si prefieres tenerlos a la vista y colgados, escoge los que utilizas en cada temporada y guarda los demás. Un consejo, los pañuelos de seda dóblalos y guárdalos envueltos en papel de seda para evitar que se corte el tejido y sigan impecables.
  • Bisutería (collares, pendientes, pulseras…). Lo ideal es tratar de buscar un espacio para que tu bisutería luzca por si misma. Ya sabes que los complementos pueden crear un gran look, así que evita tenerlos muy escondidos. Lo ideal son las cajas de metacrilato transparentes con diferentes compartimentos, donde puedes tenerlo todo perfectamente ordenado y a la vista. Si tienes espacio en una pared te recomiendo divertidos colgadores o pequeñas barras para poder colgar los collares y pendientes.
  • Los relojes son otro complemento que a mí personalmente me encantan. Existen preciosas cajas para almacenar tus mejores piezas y que dejan a la vista su interior, para que puedas verlos bien y utilizarlos todos.
  • Con los Cinturones pueden seguir el mismo consejo de las cajas de metacrilato con compartimentos, conseguirás que queden bien ordenados en muy poco espacio.
  • Las gafas de sol hoy en día también piden a gritos su propio espacio ¿verdad?. ¿Quien de nosotras no tiene más de dos pares de gafas de sol?. En un cajón  bien ordenadas conseguirás tenerlas todas controladas y listas para usarlas.
  • Medias y ropa interior: La ropa íntima requiere un esfuerzo de organización. Mi consejo es que guardes las medias enrolladas en un cajón. Esto hará que siempre estén perfectas, requiere muy poco esfuerzo enrollarlas y así siempre tendrás el cajón de tus medias ordenado. Si las clasificas por colores, te será muy fácil encontrar ese par de medias que tanto te gusta llevar con tus mejores vestidos.  La ropa interior en otro cajón, siempre conjuntos juntos y deja un espacio para las prendas sueltas.

Mi consejo final que te ayudará a mantener tu armario a raya:

Cuando coloques la ropa en tu armario “olvídate” de organizarla por colores, aunque parezca mentira, colocar la ropa por colores hará que te sea más difícil crear looks.

Espero que mis consejos te sean de gran ayuda y,  si este otoño-invierno no quieres preocuparte en hacer el cambio de armario, no te preocupes puedo ayudarte a hacerlo de manera rápida y divertida, y  también acompañarte de compras si quieres añadir alguna prenda más en tus estilismos.