IMG_1887

Ilustración by G.Bianca

 

Hay quien dice que el diseño minimalista pasa por usar colores neutros. No puedo estar en más “desacuerdo” con esta afirmación.

El término minimalista se utiliza para describir una tendencia en el diseño y también en la arquitectura, en la que el diseñador se limita a los elementos necesarios y esenciales.  Este concepto no es nada nuevo, sus orígenes se remontan  al Neoplasticismo Holandes.

El minimalismo, entendido como concepto en el que se huye de lo superfluo e innecesario, puede disfrutar de una paleta cromática vibrante, hay que abrazar el poder de los colores, sin miedo. Pero eso sí, todo, absolutamente todo debe estar en sintonía, y yo huyo de la mezcla excesiva de colores, me distrae, elimina la simplicidad del diseño y sobretodo, me produce un falso sentimiento de ambigüedad.

De todos los colores que existen si tuviera que escoger uno, sólo uno, este sería el blanco, hay quien me dirá que el blanco no existe, ya que es la ausencia de color… vaaaale, pues en ese caso, me quedo con el rojo.

Y tu ¿eres de un color, o te gusta mezclar?.