SONY DSC

Ilustración by Li Casanova

Paseando por la cuesta de Moyano hace pocos días observé, a lo lejos, 2 libros cuya encuadernación me resultaron algo familiares. Me acerqué, los pedí y me los dejaron ver. Sí, eran ellos, 2 tomos de tapas en piel verde y letras doradas, igualitos a los que coronan desde hace “siglos” un pequeño escritorio lleno de cajones que tengo en casa. No pude dejar de sonreír todo el tiempo que los tuve entre las manos, así que el librero al ver mi felicidad me dijo….. “te los puedo dejar a buen precio”.

Luego le expliqué, que los tenía iguales, un poco más viejos, un poco mas trabajados, un poco más leídos… una herencia que devoré con mucha curiosidad a los 17 o 18 años. Los libros en cuestión ” Las Memorias de Casanova”, si si…. las mismísimas lujuriosas memorias del veneciano caballero Giovanni Giàcomo Casanova.

¿Lo curioso en esta casualidad?, es que yo acababa de llegar de Venecia. Que monté en góndola, que el gondolero en cuestión me inspiró con su camiseta, que hacía pocos días que a Lidia le había pasado el Look de la ilustración y que mi excepcional dibujante se apellida Casanova…..

Bueno, cada uno que extraiga sus conclusiones, pero yo no creo en las casualidades. Las cosas pasan por algo, quizá mi subconsciente, sensible a la belleza de Venecia, captó lo inalcanzable a mis ojos en cualquier otro momento.

Pero, casualidades a parte, el look de esta semana llega repleto de frescura veneciana. Simple en colores, elegante y cómodo, perfecto para visitar cualquier pequeña iglesia que te topes por Dorsoduro, Castello o la tranquila Giudecca, perfecto para sentarte en un banco, y en la frescura estival de la Iglesia se San Sebastian deleitarte contemplando los frescos en el techo del Verones.

No hay días suficientes para ver toda Venecia si te gusta el arte, en cualquier rincón, en cualquier pequeña iglesia te encuentras con obras de Tiziano o Tinttoreto, el Palacio Fortuny, la colección Peggy Guggenheim con obras de Picasso, Miró Kandinsky, Dalí, Modigliani, Mondrian… entre muchos más. Cuentan que Peggy Guggenheim llegó a proponerse comprar una obra de arte cada día, y que cada mañana, marchantes de arte y artistas hacían cola delante de la puerta del palacete para ser recibidos.

Venecia inspira, más allá de la mítica plaza San Marcos, un secreto…. si visitas Venecia, piérdete por  Cannaregio, el antiguo getto Judio, te lo prometo, merece la pena!.

IMG_2002

Camiseta, Falda y collar ZARA. Cuñas UGG Australia.

IMG_1431

IMG_1436 IMG_1451