Tengo obsesiones, como casi todo ser humano. 

A veces son deseos irrefrenables de comer ciertos alimentos, otras veces practicar un determinado deporte ( las que menos), muchas otras, me obsesiono con las páginas de un libro y no puedo parar hasta que llego a la última de ellas. 

Pero soy mujer, me mueven las tendencias y me declaro consciente de la moda, que no víctima. Aunque, confieso, a veces me atrapa de manera  obsesiva un objeto. Mi última “it Bag Obsession” tiene formas geométricas, el culpable, Fendi y su 3 Jours. 

El rojo es mi elección, con un interior forrado en piel de cordero tintada en un azúl brillante.