3212b-img_0939
Descubrir a hombres y mujeres uniformados bajo una insípida apariencia en horario laboral, me sorprendió tanto o más como descubrirme a mi misma con una insípida libreta de notas de espirales, con tapas de plástico negro!!!
No es que pretenda ir por ahí recomendando “des uniformizar” el traje masculino o femenino; simplemente me concentré en valorar que es lo que imprime personalidad en horario de 9h a 18h ( y no aceptaré críticas sobre el horario laboral, un ejemplo es sólo eso, un ejemplo!).
Tras mi mundo tecnológico, altamente útil, lleno de Ipads, Iphones y Macs, se esconden las eternas libretas en diferentes tamaños que voy dejando por todas partes, en las que imprimo, de puño y letra, todos aquellos fugaces momentos de inspiración que tras arrebatos y arrebatos de nostalgia “boligrafera” se apelotonan una encima de otra en mi mesa de trabajo, en el interior de mi bolso, en la entrada de casa, en un cajón de la cocina, en el coche……
Bien, es así, mis libretas son ya como una especie de locura, tanto por dentro, como por fuera. Miles de hojas divididas en notas y notas donde mi mundo va consolidando su apariencia más profesional, direcciones, ideas, planes de marketing, garabatos para explicar cualquier cosa durante los diez minutos de un café, listas de pendientes, listas de la compra, listas de deberes y otra vez un “etc” que no alcanza final.
Sí, las libretas son mi cuartel general, lo que me salva y lo que imprime  personalidad de 9h a 24h.
Si las utilizas, me entenderas.
Si te has comprado alguna vez alguna con el deseo de llenar páginas y páginas, entonces sabes a lo que me refiero, y como los descubrimientos “deben” compartirse, comparto mi último descubrimiento, en lo que a libretas con alta personalidad se refiere… las mías… las de LEUCHTTURM 1917…. colores, tamaños, y diseños que me atraparon, con mi nombre grabado en la portada, mía!… porque justamente fue su eslogan lo que me atrajo, Los detalles marcan la diferencia.   
Aunque esto, no sólo lo digo yo, y si no me creéis leed el siguiente Tweet de Rosa Tous!.
No puedo estar más de acuerdo; porque los pequeños toques, hacen grandes rasgos!